Estoy acostumbrado a acostumbrarme / con el insignificante sentido de las palabras / y no sé si el hombre le dio horas al tiempo / o el tiempo horas al hombre. Estoy libre en mis prisiones / calma siniestra por escapar / y no sé si los dioses crearon / el mundo para los hombres / o los hombres el mundo para los dioses / Estoy viviendo mi muerte / tácito pasillo que aborrece de oscuridad / y no sé si soy yo quien intenta escribir / o escribe quien intenta ser yo. "Hombre" de Fabricio Simeoni

1 de agosto de 2017

Como si nada

Av. 9 de Julio - Capital Federal
La lluvia, una vez más la lluvia; otra noche presagiando el fin del invierno como si el frío fuese la medida justa del sueño, agua de pura tormenta; pero no, es como si nada; como el estertor de alguien que grita, que muere cerca mío, donde la vida es un juego triste, una moneda falsa, una resignación a cara o cruz que vibra con cada parpadeo y en el pulso de cada latido; como si nada, como si nada pudiese cambiar y un mandato invisible dominara los cuerpos, las cosas, mientras en algún lugar, también como si nada, las horas dinamitan el tiempo, los ojos sus lágrimas celestes y un enjambre de sombrías siluetas asegura sus dosis con la ilusión de ahuyentar temblores; demora sus disparos, aguarda, como si nada y en el ardor de un trago, la conquista de una muerte calma; la certeza de un silencio irreversible. Como si nada; como si nada de esto fuese verdad.
Publicar un comentario